Lo que falta en el discurso de la inversión extranjera en Colombia

Durante esta semana hice un viaje breve a Bogota para hacer algunas diligencias. Sentado en el lobby en mi hotel leí un articulo con el nombre “Trabajo de embajadas acelera llegada de compradores e inversionistas” en la editorial “El Nuevo Siglo”, fecha 31 de Enero 2020. En este artículo leí sobre la inversión extranjera en Colombia y que la “Alianza entre el Mincomercio, Cancillería y Procolombia comienza a dar resultados”.

La estrategia consistía en que “…embajadas de Colombia en 24 países acompañaran 260 actividades y 590 reuniones con potenciales compradores e inversionistas internacionales” y la editorial destaca que los esfuerzos han “dado resultados positivos en atracción de inversión extranjera, turismo, conectividad y apertura de nuevos mercados para los productos colombianos”.

Lo que puede complementar la inversión extranjera en Colombia

La estrategia como tal me suena cómo una buena iniciativa. La inversión extranjera y un aumento de posibilidades para promover y exportar productos colombianos son obviamente un bien común. Por ende no opino que la estrategia debe ser criticada. Sin embargo me gustaría sostener que es una estrategia que puede ser complementada con más perspectivas y aspectos para optimar sus efectos positivos.

Para complementar la estrategia podemos por ejemplo observar la semántica en el articulo que refleja las perspectivas en la dicha alianza como tal. Hablamos de “la inversión”, “los productos”, “nuevos mercados” y palabras claves semejantes. Qué falta aquí? En ningún lugar en el articulo veo una conversación sobre el impacto de la transferencia de conocimiento causado por la conectividad mencionada.

Podemos por supuesto hacer el argumento que la inversión extranjera junto con su conectividad naturalmente establecen un mejoramiento de intercambio de conocimiento entre el entorno doméstico y los actores internacionales. Habiendo dicho eso yo personalmente no veo que esto esté destacado en el análisis. La estrategia y sus esfuerzos se enfocan en cosas que nosotros podemos llamar “fijas”: inversión, productos, mercados.

Transferencia de conocimiento para aumentar el nivel de innovación

No veo pensamientos sobre el impacto que el nuevo conocimiento puede traer, y si esos aspectos faltan entonces podemos asumir que se puede hacer más en este empeño; es decir, es posible desarrollar también estrategias para optimar el conocimiento que la inversión y el turismo puede traer, porque con la inversión vienen especialistas (generalmente en el discurso de sistemas regionales de innovación nombrados cómo “star scientists”), que también tienen la posibilidad de aumentar el conocimiento regional en sus dichos campos.

Una estrategia consciente con respecto a cómo se puede aprender, transferir, aplicar y por último pero no menos importante difundir el conocimiento traído ayuda en optimar el efecto regional. Ejemplos practicos incluyen la medición de colaboraciónes entre los trabajadores internacionales (que suelen venir con la inversión extranjera, cómo insinuado antes en este articulo) y las universidades locales, medir patentes basados en el intercambio de conocimiento etc. Estos aspectos podemos por ejemplo visualizar con sistemas de información geográfica para obtener una vista espacial.

Vista espacial sobre impactos.

Cabe mencionar que el termino “colaboraciones” aquí puede ser muy amplio. No solamente hablamos sobre colaboraciones comerciales. Se puede tratar de seminarios que los trabajadores hacen en expositores o simplemente la participación en grupos locales de meetup.com. Muchas veces estas interaciones pueden dar a cabo proyectos, tanto grupales cómo personales, que cambian las trayectorias radicalmente.

Interacciones con gatekeepers para ampliar la red y el conocimiento

Recuerdo cómo yo mismo hace muchos años participaba en dichos grupos e intercambios en varios campos en por ejemplo Santiago de Chile donde aprendí bastante de personas de varios partes del mundo; una experiencia que abrió varias nuevas puertas para mi tanto personalmente cómo profesionalmente. Uno tiene la posibilidad de interactuar con “guardabarreras/gatekeepers” de conocimiento nuevo. Por lo tanto yo mismo ahora tengo el habito de siempre tratar de interactuar en esta manera en cada lugar que visito (lo más posible), porque se que puedo aprender mucho.

Cabe mencionar que obviamente hoy en día tenemos acceso al conocimiento del mundo en nuestros celulares, pero siento que es otra cosa interactuar con el fondo del conocimiento directamente, ser capaz de dar preguntas etc. El intercambio es más tácito y tampoco debemos olvidar que nuestro comportamiento va a ajustarse al comportamiento de las personas con quien compartimos tiempo. Todos hemos escuchado el “cliché” que “somos el promedio de nuestras cinco personas más cercanas”.

Dichos intercambios de conocimiento causan lo que en la ciencia de innovación solemos llamar “innovación de esponja”, que significa que surgen “esponjes” de actividades de innovación cómo un resultado. Estas actividades entonces tienen la posibilidad de crear nuevas industrias domesticas, que tienen un impacto más prolongado para la región que la inversión extranjera como tal. Por ende el discurso de la inversión extranjera en Colombia puede ser complementado con una estrategia de transferencia de conocimiento.

Imágen principal: https://morguefile.com/creative/Pellinni/

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *